Estilo Romántico

 

El estilo romántico se basa en principios como la elegancia, la suavidad, la calidez o la delicadeza. Busca crear atmósferas apacibles y acogedoras. 

El estilo romántico es el primo hermano del estilo Shaby chic, se trata de apelar a los sentidos para crear un espacio cálido, acogedor y atemporal. Ambos prefieren los detalles delicados y se inspiran en la campiña francesa. 

Cuando hablamos de estilo romántico los colores que lo caracterizan son principalmente los tonos pastel así que empieza por una paleta neutra con la que pintar los detalles pequeños. Los tonos beige son ideales para las paredes y para los suelos, las maderas naturales añadirán calidez. 

Detalles muy ornamentados, muebles barrocos y rococó fueron el punto de partida del estilo romántico en la decoración interior. Hoy en día las piezas de lujo no son necesarias para crear un espacio de estilo romántico, lo puedes conseguir con elementos florales y decoración ornamentada como espejos y marcos. 

Mobiliario: El estilo romántico se caracteriza por las formas redondeadas, las líneas suaves y las antigüedades. Los muebles suelen estar tapizados y deben transmitir cierta sensación de exclusividad. Para muebles, opta por piezas menos cargantes con curvas elegantes. Podrían ser camas de forja, sillas Louis XV en el comedor, sofás curvilíneos en el salón. Asegúrate de combinar piezas modernas con algunas de ellas vintage.

Los muebles de estilo romántico son atemporales y sofisticados, en lugar de llamativos

En cuanto a texturas, que sean etéreas y suaves es una necesidad, opta por sedas y visillos pomposos. La tapicería de terciopelo en tonos joya te ayudará a crear tu espacio de estilo romántico. Para el dormitorio, las texturas mullidas, telas pomposas y texturas bordadas son ideales.

Accesorios: en el estilo romántico priman los metálicos. Materiales como la plata, el cristal o el cobre aparecen repetidamente por las estancias aportando luz. 

No hay unas reglas estipuladas  para conseguir un estilo romántico en tu decoración de interiores, siéntete libre de combinar flores, con telas por ejemplo de rayas o bordadas, alfombras bohemias, muebles antiguos o decapados, que se vea la mezcla de varios estilos. Simplemente consigue que se vea todo el conjunto en equilibrio.

Las velas aromáticas y las flores frescas son una necesidad. Puedes combinar detalles florales más clásicos con fotografía contemporánea, manteniendo el resto de la decoración simple y refinada. Los detalles más importantes los puedes añadir con espejos grandes dorados o jarrones decorativos que le darán a tu espacio una elegancia atemporal.

Iluminación: Se utilizan mucho las lámparas de araña y las lámparas de mesa. Las bombillas generalmente son amarillas para crear una atmósfera cálida e íntima. Las velas y los candelabros son otro elemento a destacar en este estilo.

¿En que puedo ayudarte?
¿En que puedo ayudarte?