Estilo Contemporáneo

El estilo contemporáneo en diseño de interiores, técnicamente, es el que se basa en el momento que se está viviendo, en el aquí y el ahora pero… ¿cómo consigue uno identificar el del presente? A veces es menos fácil de lo que parece. En términos generales, representa un giro de 180º a los dictámenes de la decoración tradicional. Esto se traduce en una preferencia por los perfiles suaves en lugar de por lo ornamentado, tejidos sólidos o con unos estampados muy sutiles en lugar de diseños coloridos así como accesorios puntuales en lugar de grandes colecciones de objetos varios. El diseño contemporáneo presenta materiales de vanguardia, vidrio y metales.

Las paredes y los muebles blancos que combinan, son un punto fuerte para conseguir el estilo contemporáneo en tu diseño de interiores, pero también se pueden incorporar elementos naturales como el abeto, el cedro, la piedra e incluso el corcho. La sostenibilidad es enorme para el diseño contemporáneo. El aspecto visual general es unificado pero cómodo y elegante.

El estilo contemporáneo consiste en crear un ambiente de confort y simplicidad; despejada, fresca y sutilmente sofisticada. Muestra la belleza del espacio, líneas limpias y claridad sin complicaciones. Es un estilo impresionante, reinan los esquemas de color neutros, grises, negros y blancos (a menudo acentuados con colores vivos), al igual que el uso de líneas limpias y formas geométricas. Se aplica la filosofía menos es más.

Para conseguir el estilo contemporáneo en tu diseño de interiores, coloca muebles en líneas rectas y puras, acabados claros, vidrio, niquel, acero inoxidable o cromo están presentes en los muebles de estilo contemporáneo. Los textiles son telas naturales, seda, algodón, lino en colores neutros, en ocasiones con algún color puntual para darle un toque.

Para las paredes siempre debes utilizar pintura en tonos neutros, al igual que con el textil puedes darle un toque puntual con algún color más potente o algún acabado especial. El papel pintado también puede encajar bien, siempre y cuando sea muy sutil. Para el suelo utiliza madera, cemento piedra o un laminado, para darle calidez utiliza alfombras con un diseño sencillo y que no sea excesivamente llamativo.

La iluminación es muy importante para conseguir un diseño interior de estilo contemporáneo. Los rieles y las luminarias empotradas ayudan a dejar una pared limpia, también es importante la luz indirecta. Incluye color y elementos metálicos. Utiliza puntos de luz para iluminar tus cuadros, así conseguirás atraer la atención hacia ellos. Las esculturas de estilo contemporáneo se pueden colocar al nivel de los ojos colocándolos en una columna o pedestal.

Los marcos en acabados alto brillo, negro mate, madera natural o metal son ideales para láminas y cuadros. Si vas a juntar varias piezas, cuélgalas juntas para que creen la sensación de una grande. No cargues los espacios de estilo contemporáneo con demasiados muebles y complementos. En los interiores contemporáneos, el espacio abierto es tan importante como lo que vas a colocar dentro. Las plantas y las flores deben ser grandes y colocadas en recipientes de líneas simples. Las flores grandes con hojas encajan mejor que los arreglos pequeños. Si el espacio lo permite, coloca luces enfocadas hacia arriba alrededor de una planta grande, añade piedras o trozos de corteza.

Todos los detalles cuentas, mantén la vajilla contemporánea. Las puedes encontrar de formas geométricas y diseños maravillosos. Tampoco nos podemos olvidar de la textura para los cubiertos, servilletas, manteles individuales y centros de mesa.

¿En que puedo ayudarte?
¿En que puedo ayudarte?