Estilo Farmhouse

 

Estilo inspirado en las viviendas de los agricultores norteamericanos del siglo pasado. Tiene muchos puntos en común con el estilo rústico y el Shabby chic, se caracteriza por crear ambientes muy hogareños con muebles de líneas sencillas, elementos de la naturaleza y objetos reciclados. 

A pesar de su toque rústico y un tanto desaliñado, los ambientes Farmhouse transmiten muchísima tranquilidad, y eso que denominamos «calor del hogar» 

Mobiliario: Madera y más madera! es el material por excelencia en este estilo. Generalmente, está presente en los techos, en el revestimiento de las paredes y en los muebles (que suelen pintarse de blanco o con un acabado envejecido). Otros materiales que puedes usar son ladrillo o metal. Siempre serán piezas en las que se hace patente el paso del tiempo.

Colores claros: en este estilo predominan los tonos luminosos. Por ejemplo, blanco, vainilla, beige o gris claro.  De aquí que tenga elementos en común con el Shabby chic. Aunque la paleta cromática dominante es la de los blancos y beige, el estilo farmhouse se complementa con otros colores de contraste, como el turquesa, el amarillo pálido o el lila.

Mobiliario rústico y duradero: me refiero a diseños muy tradicionales, como una mecedora en el salón, un banco, una alacena en la cocina o una mesa envejecida y maciza en el comedor. Los muebles deben ser grandes y robustos para dar esa sensación de “para toda la vida”. Y mucho mejor si son piezas antiguas restauradas.

Atmósfera de campo: No es un estilo urbano, como el estilo industrial, sino que es de esencia rural, de ahí que las decoraciones utilizadas en este estilo destilen sabor a campo, pero con un matiz muy acogedor, romántico y delicado.

Estampados de cuadros o rallas: Son un must de este estilo decorativo, estos diseños son perfectos para el interior de los espacios Farmhouse porque le dan un poco de diversión a la decoración sin romper con la estética. ¿Dónde usarlos? Cortinas, ropa de cama, manteles, plaids, tapicerías y cojines.

Decoración vinculada a la granja: Esto será la guinda del pastel. Las puertas del granero ya sean recuperadas o nuevas, un cartel metálico, herramientas de labranza, una pequeña balanza para pesar, animales o paisajes son un clásico de este estilo decorativo.

Flores por doquier: Ya sea en vistosos ramos naturales, flores secas a modo de adorno o como motivos estampados, las flores no pueden faltar en una decoración de este estilo.

Si te gusta este estilo pero no te encaja al 100%, te aconsejo buscar referencias del Shabby chic y el Vintage. Quizás con ellos te sientas más identificado.

¿En que puedo ayudarte?
¿En que puedo ayudarte?